sábado, 19 de noviembre de 2011

Eres invencible, nada ni nadie podrá contigo.

Se abre una puerta y se cierra otra, tienes que tomar decisiones y seguir adelante. Escoger un tren, bajar en la parada equivocada, tropezar una vez más y seguir cometiendo errores. Lucha y da lo todo por aquello que realmente quieres, consigue que tus sueños dejen de ser sueños; consigue que sean realidad. Y cuando pienses que no puedes más, demuestra al mundo que vas a poder con todo, píntate los labios de color rojo para dejar huella y comete el mundo de un solo bocado. Recuerda que eres invencible.

5 comentarios:

  1. Sin palabras. Bueno no, buenísimo tampoco... Lo siguiente :)

    ResponderEliminar
  2. Me encanta:) y lo que he leído hasta ahora también, pásate por el mío cuando puedas http://dontwastemytimeasshole.blogspot.com un beso:)

    ResponderEliminar